lunes, 15 de diciembre de 2014

INFECCIÓN

                                                       


Virus contagioso que nace;
toxina llamada amor
infectando mi cuerpo con vida.

Infección corrosiva que afecta cada célula de mi ser
(mi existencia).
Enviciado por un romántico beso.

Bacteria que altera mis pensamientos;
enfermedad que lastima y sana
(infectado con energía vital)

Epidemia que destruye mis orgullosas defensas
y genera un síntoma cálido en mi pecho.
Virus temido y aceptado (nadie puede estar vacunado).

Un virus que multiplica mis posibilidades;
virus generador de vida
(nadie sabe cómo vivirla)

Desahuciado de la  cabeza los pies
con esta ponzoña llamada fortaleza
(mordido por serpiente, envenenado por sus colmillos estoy con este amor).

Amor no requerido y no buscado,
inoculado en mi torrente sanguíneo
(mi cuerpo y mi organismo mutan con su presencia)

Ni la muerte cura,
contamina mi  psicología con deseos de vivir
(gozo infeccioso que me impide morir)

Aunque utilizo lágrimas como antibiótico,
este virus no deja mi interior
su avance es implacable
(está acompañado de erotismo puro).

Estoy infectado y desahuciado:
Bacteria de vida.
Virus de amor.
Epidemia de lujuria…


                                                                                                                         



miércoles, 3 de diciembre de 2014

CORAZÓN



Ha nacido de las obscuras sombras, en las que habitan los seres sin corazón,
un amor sincero, cargado de verdadera luz.

Renació, en la negrura de la tristeza,
la fuerza del amante que superará al vacío.

En medio del reino tenebroso,
una estrella simboliza  
tanto al  amor eterno como al corazón que nacieron en medio de las más perversas almas.

Seres sin alma caminaron en este valle perdido en el crepúsculo,
atacando a aquel que se dignó a amar.
Ni  la Luna ni el Sol pudieron brillar hasta que la pasión resucitó.

En medio de una lucha a muerte
por salvar un mundo creado entre los dos,
el más grande  miedo se traduce en la pena
generada cuando las puertas se cerraron por dentro,
dejando al amante fuera por siempre,
con la única esperanza de encontrar el camino iluminado. 

Mientras más grande la luz, mayor será el tamaño de la sombra,
pero solamente el amor que se acepta podrá crear un campo purificador.

El amante encontró a su amada y tuvo que protegerla en el reino del olvido,
donde el fuego ya no quemaba,
el agua ya no mojaba,
la tierra ya no era fértil
y el aire era veneno.

En el territorio donde todas las penurias se unieron para invadir las almas,
el arco iris en negro no podría encontrar asilo.
Sin embargo, solamente el valor para arriesgarse y recuperar lo olvidado calmaría la furia del infierno.

Donde el tiempo no existe,
donde incluso lloramos de pena,
en un lugar sin alma, sin corazón,
nacerá un amor único.

Un millón de estrellas fugaces caerán
creando el cielo propicio para el romance.

En la naturaleza de los miedos de él y los horrores de ella,
nació un corazón conjunto.

Una estrella partida en dos,
compartida por espíritus puros.

Ni los deseos rotos,
ni los sueños que se pierden,
ni los reinos invadidos por la apatía
podrán destruir este reino.

Donde los libros otorgan palabras sin contenido;
donde el día murió
nació la esperanza. 

Donde la razón se confundió,
Nuestros seres se contaminan con Vida.


                                                                                                                                 

jueves, 27 de noviembre de 2014

¡LIBÉRENLOS!


Luis Fabio era un leoncito muy valiente y generoso. Era amigo de Carolina, una tierna y soñadora oveja que trabajaba en la fábrica de almohadas y de Víctor, un búho que trabajaba en la biblioteca del pueblo. Los tres amigos siempre pasaban juntos sus tardes libres.

Una tarde, Luis Fabio despertó de su siesta, como futuro rey de la selva se las tomaba a menudo y fue a buscar a sus dos amigos. Era una tarde cálida y las hojas doradas de otoño reflejaban la luz del sol sobre la hierba. Carolina y Víctor siempre esperaban a Luis Fabio cerca al gran pino, al centro del bosque. Eran las 3 de la tarde y a Luis Fabio se le había hecho tarde. Al llegar al punto de encuentro, el joven león notó que algo estaba mal. Sus amigos no estaban. Las hojas en el piso parecían desordenadas por alguien, no por el viento. Al acercarse más al pino vio una nota, escrita con fea letra.

“Tengo a Carolina y a Víctor. Me quedaré con la lana de ella y con los libros de él. Si los quieres ver, búscame.
Esuom Yeckim, la serpiente”

Luis Fabio se molestó mucho. Esuom Yeckim era una serpiente que siempre quería molestarlo sin mayor razón que su aburrimiento. Tendría que ir a buscarlo a su cueva en la montaña más alta, esa que quedaba bastante lejos del pino. Luis Fabio tenía que sentarse a pensar antes. No sabía cómo vencer esta vez a la escurridiza serpiente. Siempre usaba trampas nuevas en su cueva, pero esta vez era diferente. Era la primera vez que sus amigos peligraban. El joven león debería liberar a sus amigos. Solamente él podría. Todos los demás le tenían miedo a Esuom Yeckim (tenían miedo de que los mordiera). Luego de meditarlo unos segundos, Luis Fabio se dirigió a la cueva de la serpiente. Sería una caminata larga.

Mientras Luis Fabio llega, veamos cómo le va a Carolina y a Víctor.

“Auxilio beee, auxilio beee” lloraba Carolina. La jaula en donde estaba era muy fría.
“Tranquila Carolina, hoot, sé que Luis Fabio vendrá hoot”. Víctor intentó consolarla desde su jaula.
“Sssssilencio…Luissss Fabio no podrá resssscatarlosss. Yo tengo lassss llavesss escondidasssss, ademásss soy mil veces más lisssto que él” -Esuom Yeckim dijo.
“¡Déjanos salir, hoot! Mira ya hiciste llorar a Carolina. Luis Fabio te vencerá, hoot.”-Víctor intentó defenderse, pero la serpiente golpeó la jaula mareándolo.

Después de casi media hora, Luis Fabio llegó a la cueva. Estaba oscura y apenas podía ver. Menos mal había llevado su linterna y eso le ayudó a encontrar su camino. Sentía frío. La cueva parecía estar influenciada por un invierno eterno, lo cual era curioso, porque él había aprendido en el colegio que las serpientes se quedaban dormidas con el frío. Lo que Luis Fabio no sabía era que Esuom Yeckim usaba siempre una chalina y un saco abrigadores.

El leoncito siguió avanzando con cuidado. El piso estaba muy resbaloso. Llegó a un lugar donde alguien había encendido lámparas. Había dos jaulas, una encarcelaba a una oveja y la otra a un búho: sus dos amigos. No había rastro de la serpiente.

“¡Amigos, vengo a liberarlos!”- Luis Fabio les gritó.
-“Con cuidado bee, Luis Fabio. Debe estar cerca, bee”- Carolina le advirtió.

Y así era. La serpiente se levantó silenciosamente desde las sombras e intentó atacar al león por la espalda. Lo tomó por sorpresa y Luis Fabio soltó su linterna. La serpiente los estaba apretando fuertemente. Seguía usando su chalina y su saco.
-“¡Suéltalo, hoot!”- Víctor gritó desde su jaula.
-“Tú puedes, Luis Fabio bee”-Carolina animó.

Luis Fabio intentó algo que había aprendido cuando paseaba por el bosque solo. Lanzó un rugido tan fuerte que la serpiente tuvo que soltarlo.

-“No me vencerássssssss.”- Esuom Yeckim le respondió. No se había dado cuenta, pero su saco se le había caído.
-“¡Libéralos! No tienes el derecho de quitarles su libertad”- Luis Fabio le respondió.

La serpiente se lanzó en contra de Luis Fabio, pero esta vez él estaba listo. En el forcejeo, logró quitarle la chalina de su cuello, y como le habían dicho en el colegio, Esuom Yeckim se quedó dormido al instante.  Su cuerpo no resistió el frío de su propia cueva.

-“Buscaré la llave en su saco”.  – Luis Fabio dijo y se acercó al saco.
Con la llave pudo liberar a sus amigos de sus jaulas.
-“Gracias Luis Fabio, bee. Eres muy valiente, bee.”- Carolina dijo mientras sonreía y abrazaba a Luis Fabio.
-“Hoot, Hoot. ¡Muchas gracias Luis Fabio!”- Víctor se unió al agradecimiento.
Los tres amigos salieron de la cueva, dejando a Esuom Yeckim para que duerma tranquilo. Una vez fuera, se pusieron a jugar como habían quedado, disfrutando de su libertad recuperada.


FIN

martes, 4 de noviembre de 2014

Crónicas de un viaje mágico

La noche del 28 de octubre de este año llegamos al aeropuerto Jorge Chávez.  Los nervios ya se habían vuelto insoportables y el reloj avanzaba lentamente. Solo nos quedaba esperar pacientemente cerca a la puerta de entrada. Después de una pequeña desorganización en el abordaje, nos dispusimos a volar. El trayecto no presentó mayores novedades a las dificultades para dormir en un avión.

Al llegar a nuestro destino, el golpe fue duro: todos, desde quien te abre la puerta del hotel, pasando por la recepcionista e incluso quien aseaba los cuartos mostraban una amabilidad única y natural, muy alejada de cualquier ironía o mal genio. Realmente inspiran a tener un “Mágico Día”.

El reloj se volvió cruel. Sus manecillas avanzaban demasiado rápido. Tanto por hacer y tan poco tiempo para hacerlo. El Downtown Disney nos mostró un poco de la magia que nos esperaba en los parques, y por qué no decirlo, nos permitió iniciar un hobby con la recolección de pines alusivos a distintos personajes de Disney. La inspiración se iba recargando.

EL primer parque que visitamos fue Disney Hollywood Studios, en el que vimos a los primeros personajes que conoceríamos: Daisy, Donald, Minnie, entre otros. El parque nos mostró la magia de Disney, pero enfocado en la historia de las películas. Nos comentaron que era la última temporada del icónico sombrero de Aprendiz de Mago, pues lo retirarán dentro de poco. Las atracciones son de lo mejor. La torre del Terror fue mi favorita del parque (aunque Anita no esté de acuerdo). Fantasmic fue el broche de oro que cerró la celebración por los cuatro años de enamorados con Ana Nuñez Zender

Al día siguiente la magia de Disney se centró en la ilusión que solo su reino mágico podía dar. Magic Kingdom nos abrió la mente a más inspiración. Reitero la amabilidad de cada miembro del cast. Todos denotaban amor por lo que hacían. MI única decepción: la fiesta de Halloween a la que tanto quería ir, ya no tenía disponibilidad. ¡Las entradas se habían terminado desde agosto! La colección de pines seguía creciendo a la sombra del Castillo de Cinderella.

La siguiente porción de la magia que conoceríamos sería la que ilumina el reino animal. El frío cambio de clima nos recibió a la llegada al parque, pero eso no podría desanimar a este par de aventureros. Fuimos en la búsqueda de aventuras por África, Asia, la Tierra de los Dinosaurios y el Mirador de Rafiki. Este parque nos pareció bastante educativo, por el contacto que pudimos tener con los animales, aunque muchos de ellos estaban un poco desanimados por el frío inesperado. A pesar de eso, el día se cerró frente al Árbol de la Vida.

Epcot nos trajo la magia del futuro global al día siguiente. La gran esfera central nos llevó por la historia de las comunicaciones y pudimos motivar nuestra imaginación con la inventiva humana. Al recorrer los reflejos del mundo, pudimos conocer que Disney es el paraíso de la diversidad cultural y étnica. Personas de todo el mundo se preocupan para que cada segundo sea mágico

Lo importante: Sentí como una chispa que se extinguía en mi creatividad despertó nuevamente para seguir haciendo lo más me apasiona: Crear.  Teniendo en consideración la decepción de no tener mi fiesta, el frío que caló hasta los huesos dos días y la distancia desde el hotel al centro comercial más cercano (y por consiguiente el gasto del taxi que dicho trayecto significó), es uno de los mejores viajes. Una experiencia renovadora e inspiradora que de seguro debo repetir.







martes, 28 de octubre de 2014

ETERNO

Escrito en 2010, para la antología 20 poetas


Eterno


Pertenezco a la humanidad
que fue amamantada por Eva, madre de madres,
con el fruto prohibido
y a la que se le enseñó el valor de la coquetería rastrera.

Yo que he visto a Caín asesinar y
a Salomón agitar su espada sobre el bebé
para salvar
sobreviví a la matanza de los inocentes
a manos de Herodes,
decido trepar en Babel para entenderlo todo,
en medio del delicioso caos.

Reyes que caen bajo plagas en el antiguo Egipto,
les anuncio que soy el heredero
de algo y de nada en particular,
el primogénito que no perdió ante el Ángel de la Muerte
su respiración.

Con la pluma poética,
corromperé los cuentos,
y las enseñanzas de nuestros ancestros...
asesinaré la tradición
de sencilla salvación,
yo que soy corrupción inocente
y crueldad amorosa.


bye!



DISCLAIMER: La imagen se llama Contradiction y no me pertenece. La utilizo para ilustrar

lunes, 22 de septiembre de 2014

Con la punta del Zapato

Hace unos días anuncié que me estaba retando a mí mismo a escribir algo. No quise adelantar nada porque es un tema que normalmente no utilizo en mis escritos, pero me demuestra a mí mismo que puedo escribir sobre cualquier cosa. Creo que salió algo interesante a pesar de mi ignorancia al respecto. Júzguenlo.

Con la punta del Zapato

Al ritmo del bombo, los hinchas saltan en las tribunas Norte, Sur, Oriente y Occidente mientras la esfera blanco y negro rueda en el pasto. Los gritos y silbidos demuestran la pasión en la sangre y la unión entre desconocidos, que por una hora y media, son hermanos.

Abajo en el campo, veintidós hombres se enfrentan por llevar el honor a casa; por obtener la victoria y satisfacer las demandas de sus colores: Blanco y Azul; Crema y Rojo; Rosa y Negro; Celeste o la BlanquiRoja… no importan las razas ni las creencias: todo se rige por una guerra de ídolos.

Las emociones están a flor de piel. Amigos se convierten en rivales, enemigos encuentran cosas en común y los gritos ensordecedores hacen temblar el piso. Los cantos no se detienen al mismo tiempo que la búsqueda de goles continúa.


La violencia se convierte en paz… la intensidad quema… las personas se sensibilizan y defienden sus banderas con la fiereza que nos caracteriza a los humanos.

El silbato del árbitro resuena como trueno. Una falta deberá ser cobrada. La acusación de injusticia es unánime en un lado del estadio; los suspiros de alivio de miles se unen en uno solo al lado opuesto de las tribunas. La tarjeta temida se levanta, pero es solo una advertencia color amarillo. En esta guerra no se toman prisioneros.

Después de la mitad del juego, los ánimos entran en ebullición. Cualquiera de los bandos puede ganar. Los hinchas se abrazan y saltan: arriba y abajo. Gritando, gimiendo y llorando viven como si ellos estuviesen jugando.

El silbato vuelve a sonar. El silencio queda en el olvido. Los vencedores son cargados en brazos. Los perdedores se retiran, casi sin ser notados hacia la sombra de los vestidores. Todo el estadio estalla en lágrimas: algunas por euforia mal disimulada; otras por tristeza terminante. Es un abanico de emociones que se abre sin importar el sexo o la edad de los hinchas.

Las calles se llenan. Un mar de personas de distintas procedencias, se dirigen hacia un mismo objetivo: celebrar. En los vestidores, los vencedores ríen y se quitan el sudor, satisfechos por una faena difícil pero adictiva como la adrenalina. Al otro lado, los perdedores, meditan sus acciones: las falencias se miran en silencio. El entrenador, en medio de su frustración, jura venganza. La revancha llegará pronto y su ejército golpeará el tablero sin piedad.

Es el Fútbol, motivador de masas, disipador de diferencias, activador de pasiones y pólvora ardiente en los corazones de los súbditos del deporte rey.





DISCLAIMER: La imagen la obtuve en http://www.123rf.com/photo_10844349_soccer-ball-on-fire.html, no me pertenece y no intento obtener crédito por ella.

BYE

miércoles, 17 de septiembre de 2014

MELODIA





Suena el Bolero, quemando los ventrículos de mi corazón.
Que el Preludio musical dé paso a la luz filtrada por un vitral  de colores para que las memorias regresen.
La Serenata refrescará mis emociones frente al agua.

El Minuet que hace eco en el bosque renueva mi compromiso.
Cubriré mis pensamientos en misterios y sombras con el Nocturno más nostálgico.
El Requiem que mi espíritu toca cambiará el camino gracias a su inspiración.

¡Que me guíe el Maestro, creador de los cantos que mi alma entona!
Oiré el canto del Sol y el llanto de la luna como las canciones de cuna que mi Padre me dedica.

Recuerdos del tiempo que avanza y retrocede
Recuerdos de la amistad sincera,
Silbido que elimina la posibilidad de entonar Elegías al Vacío

Escucho su susurro en el viento,
Que canten los Ángeles, Arcángeles y Serafines
Que suenen las campanas en el desierto y los violines en el cielo.
Arpas y flautas que absorben el silencio del mundo.

Orando, escuchando,
Esperando, soñando,
Siendo (o intentando) siervo del Padre.



                                                                                                                        VILO


jueves, 14 de agosto de 2014

Alquimia de Amor



Equivalencia de intercambio: sacrificio y sanación. Flechas de acero que se convierten en oro macizo.
La sangre inocente se derrama con las lágrimas del culpable: alguien se enamoró y alguien le correspondió.

Dos manos entrelazadas, se convierten en un solo ser. Almas entremezcladas con fuego apasionado en la noche fría.
Piedra filosofal que cambia la materia del miedo en confianza.

Protegido y protector: roles que se confunden en el abrazo de los amantes.
Química y física no explican las reacciones del cambio. El orgullo se desvanece…la lujuria se controla…los sueños se comparten… es la alquimia de amor, cuando dos seres se vuelven algo mejor.

Fuerza y sensibilidad unidas. Hormonas y latidos de corazón que se comunican con susurros…locura que se traduce en sabiduría.

Agua y aceite que se unen para reformar vidas. Convergencia de creencias y dudas.
Elementos de la tabla periódica siendo retados.

Somos alquimistas que vencieron la frustración y huyen de las quimeras experimentales creadas en la desesperación.

Alquimia humana: la ciencia prohibida.
Alquimia de amor: la experiencia temida.

Entrega total que demanda el más grande aporte.
Perder para ganar
Vida por muerte… hierro por oro…sangre por existencia.



 Danza de luz y sombras que se elevan sobre los elementos clásicos.
Somos los alquimistas…

                                                                                                                Vilo


sábado, 2 de agosto de 2014

CONFESION



Pensé que era una sombra,
Imaginé que fue una ilusión y que no merezco algo tan bueno.
En silencio, borraba todo rastro (o por lo menos intentaba hacerlo) 
de aquello que empecé a sentir.

Vi  nubes;
Empezaron lluvias que pronto se volvieron tormentas poderosas.
Creí que era un sueño, que únicamente yo dormía en rni cama.

Quise correr muy rápido, saltar o escapar volando de este amor.
Me sentía en un laberinto lleno de obscuridad. Realmente no sabía cómo reaccionar.
Cerraba bajo llave todos mis sentimientos. 
Quería disolver las experiencias como si fuera arena entre mis dedos.  Creo que tenía  miedo.

Una neblina intoxicarte me congelaba.
Creaba historias en un libro, pero nada cambiaba. Seguía atrapado en mi propio vacío
Lo que sentí desde un principio no es pequeño, sino enorme. 

Solamente quería esconderme tras un  escudo protector.
Cuando  escuche su voz,
Como si fuera una canción dentro de mí, hacia mover mi piso y la tierra tembló.

Su mirada es como un disparo, como una flecha clavada en mi corazón.
Daba vueltas en mis pensamientos, como en un aro sin inicio ni final.
Entendí que a su lado el tiempo se detenía.  Que no había retorno.  Mi corazón flotaba.

Cuando en sus ojos me vi reflejado como en un espejo,
desee mucho probar sus dulces besos. 
No me parecía justo.

Atravesaba siempre un frondoso bosque, perdido entre mi paranoia y negación emocional.
Un brillo que se convirtió en una intensa luz chocó mi corazón como un  trueno;
me motivó a pelear por su amor con mi espada.

¿Habré encontrado a mi alma gemela?
Comencé  a sentir que la pasión del fuego invadía mi corazón.
Sentí una ola de agua que me refrescaba. 
Sentí el viento acariciar mi rostro cada vez que me miraba.

Veía cosas hermosas:
una suave nevada sobre una montaña;
las flores danzando en el aire que nace de Acuario;
hermosas burbujas que se transforman en arco iris pequeños y jabonosos

Mi corazón se llena de esperanza, aunque no hay nada más peligroso que eso.
El Sol me escogió para amarte. 
La Luna decidirá si soy digno de hacerlo o no…

Desnudo ante ella, sin ocultar secretos
Desnudo ante su espíritu que me mira y me envuelve en deseo.
Ya no tengo la razón de mi lado…




miércoles, 30 de julio de 2014

ES TIEMPO

                                    
  
Es tiempo de despertar del sueño eterno en el que nos escondemos.
Es tiempo de purificar con lágrimas que salen del fondo del alma.
Es tiempo de dar calidez…

Nuestros antepasados nos hablan en sueños…es tiempo de comprender su mensaje.
Es hora de que descongelemos nuestros corazones.
Luchemos contra  la encarnación del mal que habita en nuestro ser sin que lo notemos.

Ya no se puede perder el tiempo:
corramos, bailemos, cantemos…no importa lo que hagamos,
es tiempo de salir de esta prisión de cristal enturbiado.

Es tiempo de aprender melodías que nos lleven a través del viento.
Llegó el momento oportuno de respetar el juramento antiguo
hecho, hace años,  para aplacar la vacuidad que nos llenó.

Es tiempo de cambios;
de voltear el tablero
y de reclamar autenticidad.

Llegó la hora prometida, en la que no debemos soñar;
en la que conviene actuar.
Es tiempo de evolucionar.

En el camino hay lagrimas y esperanzas.
Inclusive la  Luna llora y las estrellas se callan
pero ya es tiempo de seguir adelante hasta el final…



 BYE

sábado, 26 de julio de 2014

¿Gallinas o Avestruces?



Hace un tiempo alguien me propuso este escenario: “debes ser como la gallina cuando pone huevos y no como la avestruz. La gallina hace una ruidosa publicidad a su labor mientras que la avestruz no se queja a pesar de poner un huevo de gran tamaño”, y me motivó a pensar que en el mundo profesional es una triste realidad (bastante necesaria para surgir) pero en el mundo espiritual eso no es cierto. Entonces, ¿qué actitud tomar?

Para poder decidirlo, debemos comprender que "La humildad es la base y fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea."- como lo menciona Miguel de Cervantes  en el famoso Diálogo de los Perros. Miguel de Cervantes lo menciona con pocas palabras, pero siento que aún quedan nudos por desatar. 

La humildad se caracteriza por la moderación en nuestro concepto. Ser humilde no significa hacer algo y que otro se lleve el crédito, ni enterrar nuestros talentos como lo menciona la parábola del mismo nombre. Ser humilde significa conocer nuestras habilidades y nuestras limitaciones, así como virtudes y defectos, sin vanagloriarnos de ellos. 

Ya que ser humilde significa conocerse a fondo, eso implica que debemos ser capaces de reconocer que alguien es más idóneo que nosotros para realizar una labor. Por ejemplo, podemos tener el talento para hablar en público o exponer, sin embargo, algunas situaciones necesitarán que demos un paso al costado y podamos recurrir a alguien diferente. La falsa modestia es confundida por muchos como humildad. Al igual que la soberbia (o como la conocían los griegos Hibris, que no es otra cosa que sentir que nadie es mejor que uno y que no necesitamos de nadie) es un extremo, la falsa modestia nos aleja de la vida humilde. Nada sirve negar nuestras virtudes para parecer menos “orgullosos”. Por eso dicen que la humildad es la más difícil virtud de mantener, pues al nosotros llamarnos “humildes” estamos dejando de serlo, es decir, utilizamos la falsa modestia para que otros nos enaltezcan.

Es cierto, como seres humanos buscamos inconscientemente que  valoren nuestros esfuerzos así como nuestro trabajo duro, pero ser humilde, espiritualmente hablando, nos lleva a no publicar qué hicimos y qué no. Eso no desmerece que podamos reconocer nuestra capacidad. 

Por otro lado, ser humilde también significa buscar ayuda cuando la necesitamos. “Reconocer que necesitas de alguien para algo te hace más fuerte”, en especial cuando existe un bien mayor que solo nuestro orgullo. Por ejemplo, cuando reconocemos que alguna habilidad del prójimo puede servir más al objetivo.

Los humanos tenemos la capacidad de continuar el proceso de aprendizaje, absorbiendo conocimientos y experiencias diariamente. Cuando lo hacemos de manera inconsciente nosotros lo aceptamos de buena gana. Lo que nos cuesta admitir, es que necesitamos aprender algo y que otros puedan enseñarnos algo. ¿Nuestra falta? Es una ceguera auto inducida a no reconocer nuestras propias limitaciones al decirnos “yo ya no tengo nada que aprender” (nuevamente el término hibris). 

Para ser humildes debemos aprovechar las virtudes y talentos que tenemos sin olvidar que posiblemente existan personas que lo hagan mejor que nosotros. Así mismo no debemos permitir el auto-sabotaje con la falsa modestia o el no querer admitir que eres bueno en algo. 

Pero regresando al tema principal: ¿gallinas o avestruces? Cada quien lo deberá decidir. Personalmente considero que en cuestión profesional, hay que hacernos notar lo más que puedas pues es la carta de presentación (vende el “producto” real, no lo infles ni inventes atributos al “producto”). Humanamente, tenemos la obligación de buscar el equilibrio y de trabajar constantemente por mantener ese equilibrio. Alardear de algo nos ciega a la realidad: no somos perfectos. El día que aprendamos esto, empezaremos a comprender la humildad y a entender que no significa ser sumiso.



bye.

Dissclaimer: La imagen no me pertenece. La encontré en  la página: http://www.danielangerer.com/whats-new/page/4/

lunes, 30 de junio de 2014

CHISME

Yazmín Sabla Pérez, me retaste con una palabra ponzoñosa... CHISME. Espero te agrade lo que salió.

CHISME

¡Traigan el antídoto!
Rápido antes que el veneno surta efecto.
Este chisme es fuerte, pero ella parece serlo más.

Fue afortunada, no le hizo tanto caso al chisme.
El veneno no invadió completamente su corazón
¡Aún hay esperanzas!

¡Rápido!
Conecten la intravenosa directamente a su alma.
Debemos evitar que lo que se dijo se reproduzca en su sistema.

Enfermera, necesitaré 100 miligramos de verdad
y también 500 miligramos de confianza.


Yo succionaré la substancia negra que corre por sus arterias.

Enfermera, cúbrale los oídos con un poco de razón.
No permita que los ojos vean mentiras.

Parece que hace efecto.
Necesitaré otro recipiente.
La infección del chisme creció mucho en su interior.

Ella es fuerte. Está luchando.
No quiere creer en el chisme.
Su sistema está expulsando toda la ponzoña.

Enfermera, creo que la salvamos.
Déjenla dormir.
El antídoto aún debe purgar toda presencia nociva.
Deshágase de estos dos recipientes. No vaya a ser que el chisme contagie a alguien más.

ANULADO

Ileana Gold Pérez, salió algo bonito y personal con ANULADO. Escrito el 30 de mayo de 2014.

ANULADO

¡Lo conseguimos! ¡Eureka!
Hemos anulado los efectos de la tristeza que llegó sin ser invitada.

Juntos lo logramos.
Hemos anulado esas consecuencias de lágrimas y dolor.

Esa oración que encontramos en el marcador de libros nos sirvió.
Revertimos la devastación que causó la soledad.

Anulado está el contrato que se firmó con gotas de sangre.
Ese contrato que nadie podía romper.
Nuestros recuerdos nos permitieron ese vacío legal que encontramos en ese documento.

Nos costó mucho trabajo.
Tuvimos que negociar con los “cuchurrominos” que nos invadieron desde pequeños.
Tuviste que viajar por todas partes, para encontrar aliados.

La ley es clara.
No hay tristeza eterna.
Pero pudimos reducir nuestra condena.

Tú, hija de una princesa, te volviste bruja.
y con los poderes que tus dientes mostraban en una sonrisa
lograste anular esta pena.

Tuvimos que pedirle apoyo a los peluches.
Si no eran ellos, ¿quién iba a cuidarnos?

Tuviste que abandonar el castillo de la familia,
pero ahora celebramos con caballos de paso.

¡Hemos anulado los efectos de la tristeza!
Que florezca la flor, símbolo de nuestra libertad.
Enciende la antorcha para que podamos ver,
porque anulamos el contrato que todos firmamos a ciegas.

MENTIRAS

Franco Martinez, tu palabra me hizo escribir algo burlón. Espero te guste. Escrito el 30 de mayo de 2014.

MENTIRAS

El sol se ha congelado,
los cerdos volarán hacia el sur. No soportan el frío
He escuchado que los niños llegan en cigüeña desde París.

Mentiras que se vuelven verdad.
Vamos, cuéntame una de vaqueros.

La sal es dulce como la miel.
Pinnochio se hizo una cirugía plástica para achicar su nariz.
Sacó una cita para el 30 de febrero de este año.

Las truchas corren por las montañas;
las liebres decidieron nadar contra el río.
¡Vayamos a comer queso! La luna está hecha de eso.

El fuego no quema;
el agua está seca.

Es hora de creer en las mentiras.
Mirémonos al espejo…nada de lo que vemos es como es.

En el mundo del revés, nuestras mentiras se hacen realidad.
La verdad es relativa.

Corran mentiras. Sus patas cortas las llevarán lejos.
Corramos con ellas, mientras le sacas sangre a las piedras.



No tenemos que preocuparnos.
El dinero crece en los árboles
y los niños nunca crecen.

Tiremos nuestras perlas a los chanchos. Las necesitarán para su largo viaje.
Te invito una pera que obtuve de aquel Olmo.

Es hora de contar mentiras,
blancas y negras.
Después de todo lo visto, si creemos en nuestras mentiras, serán verdad.
¡Sigamos poniendo nuestra fe en lo primero que aparece!

En el mundo del revés, nada es lo que es.



BYE

La imagen la encontré en http://www.texasfred.net/archives/17769/flying-pigs

ÉTICA

Diana Alcántara Loli, tu palabra ética fue retadora...Escrito el 30 de mayo de 2014

ÉTICA

Sherlock Holmes y Watson están en el caso.
Buscan sin cesar la ética desaparecida.

Por las joyas de la corona,
el caso es complicado.

Muchos sospechosos y poco tiempo para investigar.
“Watson, no podemos descartar nada. Me niego a creer que la asesinaron.
No hemos encontrado el cuerpo”.

Pero por el tiempo invertido,
no se puede descartar el asesinato.
¿Quién asesinó la ética?

¿Será el jefe que se aprovecha de su puesto para conseguir algo con su asistente?
¿Será aquel que contrató a su hermano sin evaluar a otros candidatos?
¿Será aquella vendedora que tiene conflictos de interés?

En algún lugar se encuentra el asesino o el secuestrador.
Nadie ha pedido rescate…
¿Será que la ética se desapareció a sí misma?

Sherlock está confundido.
Watson no sabe qué pensar.
La ética ha desaparecido y no hay muchas pistas que seguir.

La última vez que la vieron,
fue aquella vez que una mujer se negó a aceptar un trabajo
porque no estaba de acuerdo con los medios de sus empleadores.

La Reina ha autorizado una recompensa.
¿Quién ha visto la ética?
Watson, no se desanime.
La búsqueda debería ser elemental.

Los sabuesos no encuentran el aroma.
La lista de sospechosos aumenta con cada minuto,
cada uno de ellos y ellas tienen una coartada creíble.

¡Busquen en los cementerios!
¡Busquen en los bancos y teatros!
¡En algún lugar deberá estar!



LOCURA

Patricia Malone Raygada, tu palabra me sirvió para crear un backstory a un personaje que cree. Gracias!! Se escribió el 30 de mayo de 2014.

LOCURA

Los especialistas no pudieron explicar las causas de su locura. No se encontraba coherencia con lo que decía. Las frases que repetía parecían no tener relación alguna entre sí. Según las grabaciones encontradas en la oficina del director de la institución mental, todas las declaraciones parecían contener la frase: “y no podía dejar de ver esos ojos verdes”.

El nuevo interno había llegado la noche anterior. Se hizo una investigación sobre los antecedentes, teniendo en cuenta la información en los documentos que traía consigo y no se demostró causa plausible a tremenda locura. Las enfermeras no habían visto un caso así en todas sus carreras: espuma salía por su boca; la mirada era vacía y los ojos se movían de un lado a otro; el interno llegó traído a la fuerza por la policía, lanzando carcajadas mientras se resistía al ingreso. Parecía que su mente se hubiese desconectado.

***
Seraph Angelove no había querido hacer eso. Otra vez ocurrió lo que él tanto temía. Tenía 17 años y aún recordaba cómo ocurrió la primera vez. No pudo evitarlo, aquel hombre lo había irritado demasiado y Seraph hizo lo que se esperaba en esa situación: perder el control en una ira ciega.

El hombre había pasado gran parte del tiempo (escasos quince minutos) hostigando a Seraph por cualquier motivo: sus cabellos rojos en un estilo afro, sus ojos verdes (que parecían lanzar destellos de electricidad), su delgadez, su voz de niña e incluso su ropa multicolor (podría tratarse de un caleidoscopio para ser justos).

Seraph estaba en un Starbucks, comprando un café cuando aquel hombre se dispuso a estar en el peor lugar durante la peor circunstancia. Seraph nunca había sido muy paciente. Se podría decir que su ropa extravagante, su peinado o sus ojos saltones eran muestra de que miles de cosas pasaban a la vez por su mente.

Los insultos siguieron en susurros. Aquel hombre era astuto. No permitiría que los dependientes que cobraban y entregaban el café se dieran cuenta de su actitud. Después de todo, solo buscaba divertirse un rato y a pesar de la extraña apariencia, Seraph parecía un adolescente delicado e inofensivo.
Seraph dejó su café en el mostrador y volteó a mirar al hombre. La sonrisa que su rostro era tan abierta que parecía demencial. El hombre dudó por unos cuantos latidos de corazón, pero lanzó su estocada mayor al decirle a Seraph que era una mariquita. Los ojos de Seraph se abrieron, amplificando la sensación de que en cualquier momento saltarían fuera de su cráneo. Su sonrisa se volvió más perturbadora, bordeando en un placer psicótico. Todo fue tan rápido. El hombre no podía dejar de mirar esos ojos verdes. En su cabeza veía como sus pensamientos se derretían y se mezclaban con sus miedos y con todas las pesadillas que alguna vez haya tenido. Lo único coherente que quedó en su cerebro fue la imagen de esos ojos verdes, hipnóticos y enloquecedores.

Seraph, volteó y recogió su café. Agradeciendo al cajero sus atenciones, salió del local. A unos cuantos pasos, pudo oír cómo aquel hombre comenzó a reír sin control. Por la ventana vio con una expresión curiosa, como se trepaba en las mesas y cómo los empleados intentaban de todo para que no lastimara a los otros clientes, quienes mostraban un terror indescriptible en sus rostros.

-“Buenas noches, idiota. Disfruta tu café.”-Seraph le dio un sorbo a su cappuccino y se alejó del lugar como si nada hubiese pasado, mientras se ponía los audífonos y encendía su reproductor de música.

***

Los testimonios de los trabajadores de la popular cafetería no ayudaban a aclarar los hechos. Aparentemente el hombre estuvo conversando con un joven, pero hablaba tan bajo que nadie pudo escuchar lo que decía. Según el cajero de turno, el chico solo volteó a sonreírle al hombre, como si una broma se hubiese dicho. Unos segundos después se despidió y abandonó el local. No habría motivo para saber qué hubiese pasado para que este hombre tuviera tal crisis psicótica.

La doctora a cargo no tuvo otra opción que sedar al hombre. Lo único raro era que las descripciones de los testigos coincidían en algo: el joven tenía unos ojos de color verde intenso, como si estuvieran recargados de alguna energía ilimitada, pero se asume que esa energía es normal en cualquier adolescente.

***
-“Otra vez pasó. La primera vez fue con mis padres, hace ya tantos años. De esa noche no recuerdo nada excepto que mi mamá perdió la razón y mi papá comenzó a comportarse como un chimpancé. Igual que esa vez, pude ver la mente de ese idiota y llegar a su centro. No sé cómo, pero pude desactivar su cerebro. No es que pensara mucho que digamos, pero pude verme en su mente bajando una palanca.”- Seraph se encontraba sentado en una banca de un parque de Santiago de Surco hablando para sí. Su cappuccino estaba a la mitad.

Para él no era secreto lo que había pasado. El tenía la habilidad de enloquecer a los demás con tan solo mirar a los ojos. Así fue como pudo evitar que lo mandaran a un orfanato cuando sus padres fueron internados en el Larco Herrera por los responsables del Bienestar Social del Menor. Era esa habilidad que le permitía obtener lo que quisiera: comida, ropa, hospedaje y otras cosas. Desde muy pequeño lo había entendido y siempre había utilizado su habilidad en dosis pequeñas, creando pequeñas ilusiones en las mentes más débiles. Pero esta noche había perdido todo control. Él sabía que cuando “esa palanca” se bajaba ni él podía subirla de nuevo, por lo menos no en su actual edad.

Algo en él le decía que tenía que ubicar a tres personas más, personas como él y a la vez distintas, pero mientras tanto, para no perder el control otra vez sobre su poder de locura, debería encerrarse a sí mismo. Claro que sería una precaución mínima, pues con sus habilidades podría salir en cualquier momento.
Mientras esperaba a esas 3 personas, sería interesante ver qué pasaba si él se ingresaba en alguna casa de locos. Poniéndose de pie, comenzó su caminata hacia la clínica mental en la que estaban sus padres.

Fingiría una locura tan creíble que deberían internarlo. Pasó por un poste que tenía un afiche con la imagen de una gitana. Intrigado, arrancó el afiche y lo guardó. La persona en ese afiche le parecía conocida. –“MMMM, Celeste…algo me dice que nos conoceremos pronto.” Mientras una nube cubría la luna y la música continuaba sonando en los audífonos de Seraph, él se alejó del parque, rumbo Magdalena del Mar.

TE EXTRAÑARÉ

Claudita Tasayco, aprovecharé la frase que me diste TE EXTRAÑARÉ para dedicar una carta genérica a todos los amigos con los que nos hemos tenido que separar porque nuestros caminos se alejaron un poco. Con la esperanza que se vuelvan a cruzar...

TE EXTRAÑARÉ

Querido amigo, duelen las despedidas. No intentes detenerme. Debo seguir mi camino, no el tuyo. Debo alejarme de esta tierra que me vio nacer y crecer. Sé que conversamos varias veces al respecto y que no estás de acuerdo con mi decisión, pero agradezco que la respetes. Te extrañaré mucho.


¿Cuántas veces hemos sido cómplices de travesuras de héroes y villanos en nuestra infancia? Siempre serás el confidente más grande. ¡Los secretos que compartimos! Las confesiones del primer amor. Te extrañaré, mi buen amigo. Extrañaré tus palabras antes del amanecer y tus consejos (acertados y los no tanto). Esta tierra me dio todo lo que me podría ofrecer.


Te extrañaré, querido compinche. No creo poder verte otra vez, pues tu camino y el mío ya se alejan de su centro, aunque no sé cuándo, nuestros caminos se podrán cruzar nuevamnete. Siempre seremos niños grandes. Siempre estarás en mi memoria. Aún recuerdo como nos conocimos, por “mera casualidad”, pero empezamos la amistad por elección propia. 


Te extrañaré amigo mío, pero debes entender que alargar más esta despedida no nos hará crecer ni nos beneficiará nunca.


Querido amigo, sé que al principio me extrañarás pero recuerda que es tiempo de seguir adelante. Ya lo hemos conversado hasta altas horas de la noche.


Extrañaré nuestras cacerías por las noches. Esas cacerías de anécdotas y los planes que nacen en la imaginación de un niño al jugar. Todas esas promesas que cada uno se hizo así mismo y que ahora parecen tan difíciles de cumplir. Olvidemos los errores cometidos.


Te extrañaré amigo, pero por ahora digamos un hasta luego, hasta que los recuerdos se hagan menos difusos y caminemos en zigzag por los caminos que nos tocaron recorrer. Se cruzarán ahora estoy seguro de ello.


No digamos adiós. Digamos te veo luego.
Te extrañaré ahora y hasta que nuestros caminos encuentren nuevamente la intersección.


BYE


La imagen fue dibujada por mi amiga PsiqueChan para mi primer poemario.

TENACIDAD

Alexandra Meneses, aquí está la palabra que me pediste: Tenacidad. Escritorio el 29.05.14

TENACIDAD

¡Disparad las flechas!
Que nada os detenga.
Recordaos que vuestra tenacidad tendrá recompensa.

Seguid con lo planeado, mis queridos súbditos.
¡No importan los obstáculos!
Todo será por un “bien mayor”.

¡No desesperéis!
Disparad las flechas hacia el norte.
Que vuestra esperanza no se vea nublada.

Seguid adelante, os ordeno.
Vuestra fidelidad es digna de mi admiración.
No os desaniméis. La muerte es solo un nuevo viaje.

¡Sacrificad vuestros miedos!
Nuestra meta está cerca.
¡Vosotros obtendréis la tierra para sus descendientes!

Pelead por nuestros sueños comunes.
Os suplico por todo lo sagrado
que me prestéis vuestra fuerza una vez más.

¡Derribad ese muro llamado Inhibición!
Levantaos y continuad.
Ya os dije: admiro vuestra tenacidad en la lucha.

Nuestro reino nos necesita.
Continuad sin dudar,
que el fruto a nuestro esfuerzo está cerca.

¡VICTORIA!
El reino vecino es nuestro. Sus tesoros están listos para ser compartidos.
La lucha llegó a su fin. Descansad. Os merecéis un digno descanso.