sábado, 21 de marzo de 2009

Cuentos de no tan Hadas 3: Hansel y Gretel



Preguntas comunes:






  • ¿Cómo se puede construir una casa con dulces?


  • ¿Son más resistentes que el concreto?


  • ¿Habrá tenido invasión de hormigas?


  • ¿Los autores habrán pensado en la cachetada a la diabetes? La pobre anciana debe haber tenido una fábrica de insulina.






  • Ahora, ¿alguien le habrá hecho notar a la señora que en el cuerpo de dos niños no hay mucha carne? O ¿es comida Gourmet?


  • ¿No existían dentistas? A lo mejor los dentistas eran socios de la ancianita con casa de chocolate.






  • ¿Dónde quedó el respeto a los mayores? ¿Cuándo se ha visto que sea una buena enseñanza arrojar a una pobre abuelita al horno? Para mí que no se los quiso comer, sino que como buena abuelita quería consentir a los nietos que nunca tuvo.






  • ¿A quién se le ocurre que las migajas de pan no serían devoradas por los animales en un bosque? ¿Es más cómo es posible que las aves se coman las migajas de pan y no la casa? ¿Alguno ha visto algún espantapájaros en este cuento?


  • Es más, ¿cómo evitaba la viejita que se derrita el cemento de fudge que usaba para su casa de Jengibre? ¿Refrigeradores internos?


  • La puerta del horno debe haber sido del tamaño del de una panedería para que entre una ancianita completa.


  • Si el carnivalismo es cierto, ¿alguien le habrá dicho que el mejor relleno para algo no son los dulces? Hace que la comida tenga muchas calorías. Demasiadas para una mujer mayor de 60. Como dicen un momento de placer en la boca, una eternidad en las caderas ni que decir del colesterol y los trigliceridos


A ver si podemos respondernos todos estas observaciones... Y ustedes? ¿No tienen algún cuento visto de otro punto que quieran compartir? Alguna observación adicional a los niños?