martes, 20 de diciembre de 2016

LUNÁTICOS






La Luna se veía enorme en el cielo.
Su reflejo en el océano, parecía luz derretida
tranquila en un mar sereno.

Las máscaras venecianas cubrían mis ojos y los tuyos…
ambos influenciados por la Luna llena nos dejamos llevar;
lunáticos y embriagados de pasión,
nuestros instintos despreciaban el autocontrol y el pudor.

Estábamos solos bajo la mirada de las estrellas
cuando las vestimentas se volvieron incómodas.
Nos fusionamos en un solo ser:
tus inicios y mis finales se entremezclaron.

Nuestro propio ritmo, envidia del oleaje que golpeaba fuera
se aceleraba y nuestras respiraciones se convertían en jadeos.
Intenté alimentarme de tu cuello
mientras tus uñas se enterraban alternativamente en mis nalgas y espalda.

La Luna nos espiaba envidiosa.
Hace mucho tiempo no había participado en un eclipse con el Rey
Nuestros cuerpos desnudos reflejaban su luz sanadora.
Lunático yo me enterraba más en ti.
Lunática me jalabas con fuerza hacia ti.

La explosión galáctica no se hizo esperar mucho…
Ambos derramamos nuestro sudor
mientras veíamos estrellas que no estaban en el cielo.
Intentamos recuperar el aliento a la luz de la Luna…


BYE

Publicar un comentario